Google Art Proyect

Gracias al Google Art Proyect, se pueden apreciar 30 mil obras del arte universal, pertenecientes a 151 museos de 41 países, al alcance del público en muy alta o altísima resolución.

Fue presentada la segunda etapa de este programa que nació en 2011, que en un primer momento incluyó 17 acervos. Aunque se negó a compartir información en torno a la inversión, John Farrell, director de Google México, dijo en conferencia de presa que más de 20 millones de personas han visto Art Project y 200 mil han creado un portafolio virtual en la plataforma.

Países de América Latina como Argentina, Brasil, Colombia y México ya forman parte del proyecto. De México figuran los museos nacionales de Arte y Antropología, el Dolores Olmedo y el Casa Azul Frida Kahlo, así como el Museo Nacional de Antropología, del cual, se encuentran en Art Project 148 piezas, del Nacional de Arte figuran 250 obras y de los museos Dolores Olmedo y Casa Azul Frida Kahlo son 73 obras en conjunto.

46 obras parecen en altísima resolución en Art Project, a partir de el uso de la tecnología “gigapixel”. De 7 millones de pixeles es la resolución con la cual es posible ver estas  obras.

Adicionalmente, de 46 de los 151 museos que participan en Art Project, se brinda un recorrido virtual de 360 grados gracias a la tecnología “street-view”. De América Latina, con este recorrido virtual sólo figura el Nacional de Antropología de México (MNA) y con la tecnología “gigapixel” únicamente está la Piedra del Sol.

La digitalización de las piezas no fue realizada por Google sino a partir de las digitalizaciones hechas ya en los distintos museos; la empresa hizo los recorridos virtuales, asesoró y trabajó las tomas de “gigapixel”. Art Project es dirigido por Amit Sood, quien dijo ayer en el Museo de Orsay, en París, que “el propósito de esta iniciativa sin objetivo comercial, en la que cada museo o institución asociada decide y elige qué obras quiere dejar para libre consulta, es democratizar el acceso al arte”.

Recorridos Con Art Project es posible, desde la ciudad de México, “caminar” por la Casa Blanca, observar a detalle algunas de sus obras de arte, o apreciar de cerca, por ejemplo, la pintura El último día de Pompeya, de Karl Brullow, en el Museo Estatal Ruso; se puede, desde El Cairo o cualquier ciudad ver todos los rasgos de pinturas como Columna Rota o Unos cuantos piquetitos, de Frida Kahlo.

Al ver cada obra, el visitante tiene oportunidad también de conocer datos acerca de su historia, autor, fecha y museo donde se encuentra; todo está disponible en 18 idiomas. El desarrollo permite recorridos más sencillos que en la primera etapa; las formas de búsqueda aparecen a la derecha, mientras que a la izquierda hay opciones para crear galerías y la plataforma social Google +; también tiene videos y herramientas de educación dirigidas a maestros.

Falsos y derechos de autor Hilda Trujillo, directora de los museos Casa Azul y Anahuacalli, dijo que aunque en un principio tuvo dudas acerca de la iniciativa porque podría incentivar la piratería, se convenció de que sería lo contrario. “Escanear una obra de arte es algo que se podía hacer desde hace mucho tiempo. Seguirá restringida la comercialización, y quien se atreva a lucrar con las obras sin pagar se enfrentará a quien detenta los derechos que es el Fideicomiso del Banco de México”, dijo en referencia a las obras de Kahlo y Rivera y destacó que esta iniciativa representa una experiencia distinta a ver las obras. “Es de gran impacto para difundir la obra de nuestros artistas. Cuando vemos que el país tiene una mala imagen por la violencia, lo único que tenemos es la cultura. La cultura y el arte generan una armonía social indispensable para la gobernabilidad de un país”.

Google además realizará la digitalización del único boceto que existe del mural que Diego Rivera creara para el Rockefeller Center, el cual se encuentra en el Museo Anahuacalli. Diana Magaloni, directora del MNA, opinó que considerar que la falsificación aumentará es absurdo: “Es normal que las obras salgan por el mundo y los originales son absolutamente reconocibles. Todo se puede usar si se pagan los derechos.”

Miguel Ángel Alva, director de Marketing de Google, precisó que es un programa de colaboración, que no existe un pago a los museos. A pesar de que museos como el Met o Reina Sofía figuran en el proyecto, no están en éste otros de los grandes como el Louvre, el Británico o el del Prado. Por derechos de autor, no hay muchas obras de Pablo Picasso.

Art Project no es una sustitución de los museos, puede resultar un complemento a la visita, una alternativa; no echa atrás lo que representa el recorrido y el hecho de estar frente a una obra de arte original. Al respecto, Ricardo Zamora, de Comunicaciones de Google México, dijo ayer que lo que se pretende es que “cualquier usuario, sin importar donde se encuentre, tenga la posibilidad de acceder a este patrimonio cultural. Esta plataforma va a convertir a los visitantes de Art Project en visitantes a los museos”.

El Universal
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s