El costo real de una marca

Desde la universidad nos enseñan todos y cada uno de los elementos para hacer y diseñar un buen logotipo, pero nunca o rara vez nos enseñan como se tiene que vender y las razones por las que el cliente debe de pagar un precio justo.

El diseñador suele carecer de razones de peso para justificar el diseño del logo ante el cliente, y aunque sabe las razones no siempre se las sabe vender, por lo que en la mayoría de las ocasiones deja de cobrar lo justo por el trabajo. Me doy cuenta que el diseñador justifica el precio de un logotipo argumentando la carga de trabajo y metodología que se deben seguir (investigación, lluvia de ideas, decenas de pruebas de colores, cientos de bocetos) para obtener el logo final. La verdad es que al cliente no le interesa saber de esto al igual que a nosotros no nos interesa el trabajo que hay detrás de un producto terminado llamese televisión, automivil o licuadora, lo que nos importa es que funcione y cumpla con mis necesidades. Lo importante es hacer entender al cliente la importancia de tener un logotipo pensado, desarrollado y diseñado de manera profesional para su empresa y no un logotipo de $500 pesos, $40 dolares o incluso comprado por internet a un precio de risa.

Algunas de las razones por las que debemos de hacer valer nuestro trabajo y no malbaratarlo són:

El logotipo es un diseño a la medida. Cualquier producto que sea hecho o diseñado sobre pedido, sean muebles de oficina, un traje, vestido o accesorios para tu auto, siempre serán servicios más caros que los hechos en serie pero obviamente siempre son de mayor calidad. Siempre va a ser mucho más costoso un escritorio diseñado a la medida por un despacho de arquitectos que uno que está a la venta en cualquier WalMart.

De la misma manera un logo es un producto diseñado específicamente y a la medida de una empresa, compañia o cliente, estudiando sus necesidades para así reflejar sus valores y objetivos.

Un logotipo sera una imagen para siempre. La imágen de un logo no debe basarse en tendencias ni modas (pasajeras la mayoría) ya que será la imagen que la compañía tendrá por muchos años o en algunos casos por siempre. Por ejemplo, si hoy en dia se diseña un logo con el típico “feeling” o apariencia “glossy” con brillos, reflejos y sombras marcadas (como los botones e íconos que últimamente se han puesto de moda) el logo en cuestión de unos años se verá viejo, como un logo que claramente quería estar al día en el momento en que fue diseñado y no como un logo que fue pensado en los requerimientos de la empresa.

El logotipo es el punto de inicio de la imagen que proyectará la empresa. Obviamente que un logo no lo es todo pero en torno a este giran muchas decisiones de imagen (colores y formas principalmente) que se deberán llevar a cabo, desde tarjetas de presentación y hojas membretadas hasta la decoración, colores y formas que se elegiran para diseñar las oficinas, o incluso spots publicitarios, campañas para prensa y televisión etc. Y si de principio el logo no tiene un buen soporte gráfico saltará a la vista en un futuro con los demás proyectos.

El logo dictará en gran medida la primera impresión que los clientes se formen de la empresa. Un logotipo es un introducción visual para descubrir la personalidad de la empresa, independientemente del tamaño giro e importancia de la empresa a la que le estás diseñando es importante que denote confianza a sus clientes. Pueden pasar años enteros para que un cliente tenga la entera certeza de si una empresa es de confianza o no, y ese trabajo ya no esta en nuestras manos, sin embargo mientras mas podamos ayudar a nuestro cliente a que su empresa de una excelente impresión le redituará a lo largo del tiempo.

Dicen por ahí que la forma en que vestimos dice mucho de nuestra personalidad y deja la primera impresión en gente que acabamos de conocer, lo mismo pasa con el logotipo de una empresa, el cual pasa a ser parte de su carta de presentación. El logo estará presente en las tarjetas, en hojas membretadas e incluso en el lobby y/o sala de espera de las oficinas, con lo que en muchos casos será el primer acercamiento visual que tenga la gente hacia la empresa.

Son estas algunas de las principales razones por las que el cliente debe de pagar y pagar bien por un logotipo, por que no son solo trazos y dibujos. Debemos de hacerle saber al cliente cuál sera su ganancia y no el trabajo que nos toma diseñarle su logo, hay que hacerle entender que tanta importancia tendrá una imagen profesional y no una comprada en internet por $40 dolares.

Fuente: Revista NeoPixel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s