El Estanquillo presenta obras de Picasso, Rivera y Zalce, entre otros

En la revista Futuro de abril de 1939, el artista Santos Balmori diseñó una portada en la que representó a Adolfo Hitler como un simio que sostiene una tabla donde se lee: “Amarás a Hitler sobre todas las cosas”, así como una suma de mandatos: “Incendiarás, Mentirás, Robarás, Violarás, Matarás”.

Más o menos por la misma época, en la prensa se leían los escritos profascistas de Dr. Atl, que en uno de sus textos describía a Franklin Delano Roosvelt y resaltaba la peculiaridad de sus rasgos “de judío sefardita”.

Como en todo el mundo, también en México hubo dos formas de entender el fascismo: unos se sumaron a la causa y otros fueron férreos opositores. También los intelectuales estaban divididos.

Además del Dr. Atl, José Vasconcelos -en especial en la revista Timón – y algunos periodistas expresaron en México su apoyo a ese movimiento nacido como una reacción de la derecha europea contra el comunismo. De manera paralela, hubo otro movimiento que contrarrestó el impacto de esos mensajes y que expresó su rechazo ante el mal que representaba el fascismo, en medios como obra gráfica, al alcance del público en paredes, volantes, carteles.

Aquel periodo de tiempo -que como dice el caricaturista Rafael Barajas El Fisgón a menudo no queremos recordar- es el tema de la exposición que este jueves abre al público el Museo del Estanquillo, titulada Dos miradas al fascismo: Diego Rivera y Carlos Monsiváis.

Es una muestra de alrededor de 270 piezas entre grabados, carteles, revistas, volantes, libros, fotografías, películas y acuarelas, poco más de la mitad pertenecientes a las colecciones de Monsiváis, y otras de acervos privados o de asociaciones como Cemos (Centro de Estudios del Movimiento Obrero y Socialista A. C.). Cierra la exposición una pintura de Rivera, El refugio de Hitler, ruinas de la cancillería de Berlín, un óleo sobre tela de 1956, penúltimo que hizo el artista mexicano.

LA HISTORIA MUNDIAL DESDE LO LOCAL

La exposición cuenta con la curaduría de Rafael Barajas. Dos miradas al fascismo inicia con una serie de obras alusivas a la Primera Guerra Mundial, en la que figuran trabajos de Jean Cocteau, Paul Klee y Oskar Kokoschka, entre otros; que da paso luego a una secuencia de materiales sobre el fascismo en los años 30 y la Guerra Civil Española, donde se pueden ver desde un par de grabados de Pablo Picasso, hasta obra gráfica de Andrés Audiffred, quien exponía con un gran estilo la ambición de Hitler y sus seguidores. Están aquí también trabajos de Raúl Anguiano, Leopoldo Méndez y Luis Arenal, muy activos con su obra en la tarea de mostrar a la sociedad lo que el nazismo hacía en varios países de Europa.

La muestra expone todas estas manifestaciones contra el fascismo -los organizadores reconocieron que es escasa la gráfica a favor del tema- y da cuenta, poco a poco, de cómo son derrotados Hitler y sus seguidores.

Figuran también algunos audios y películas como Visa al paraíso, Olympia y El gran dictador.

El refugio de Hitler, ruinas de la cancillería de Berlín, cierra la muestra; sobre él, Rosas explicó: “Fue creado por Diego Rivera tras el impacto de ver el búnquer donde murió Hitler. Muestra la caída del fascismo, la destrucción del capitalismo y el futuro de la humanidad en los edificios con banderas del Socialismo. Es un mensaje político al final de su vida, con el socialismo como futuro de la humanidad”.

La muestra estará hasta enero en el Museo del Estanquillo (Isabel La Católica 26, Centro)

Fuente: El Universal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s